Estar sentado durante un largo tiempo con una postura incorrecta puede causar a la larga muchas molestias y lesiones, que incluso puede que pensemos que se derivan de otras causas.

Alguna de las posturas incorrectas más comunes son las siguientes:

Si eres de los que se sienta en la parte delantera de la silla, sin apoyar la espalda. Esta postura solo consigue que la espalda quede en tensión y aparezcan molestias.

Si sueles dejar la billetera en uno de tus bolsillos traseros, esto puede afectar a tu cadera al dejarla levemente inclinada, lo que puede dar lugar a un dolor agudo.

Evita cruzar las piernas, en ocasiones puede parecernos una postura confortable, pero esto también provoca una inclinación de la cadera que provoca que la columna quede haciendo un sobre esfuerzo para compensar tal inclinación.

Respecto a la posición de la silla y la pantalla del ordenador, debemos conseguir una altura correcta. Que las rodillas queden en un ángulo de 90º y los ojos a la altura de la parte superior de la pantalla.

Sentándonos correctamente, colocándo la silla próxima a la mesa, sin acercarnos demasiado al ordenador, etc. puede evitar que aparezcan diversos problemas y dolores de espalda en el futuro.