Hoy hablaremos sobre cuáles son las lesiones deportivas más comunes y qué podemos hacer para prevenirlas.

Tanto si eres un deportista habitual como si estas empezando en el mundo del deporte, sabrás que es muy fácil lesionarse. Las lesiones más conocidas y que ocurren con más frecuencia son: los esguinces, los desgarros musculares, las fracturas, las dislocaciones

Podemos clasificarlas en dos tipos: las lesiones agudas, no muy graves y que solamente necesitan una breve recuperación y reposo; y las lesiones crónicas, aquellas que requieren un mayor tiempo de rehabilitación.

CAUSAS

Las lesiones pueden ocurrir debido a muchos factores, los principales son: la falta de preparación física y llevar una nutrición inadecuada; aunque hay otros factores que también pueden afectar como son el uso de un equipamiento o calzado inadecuados, realizar más ejercicio del que nuestro cuerpo puede llegar a soportar o fumar y beber alcohol.

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA PREVENIRLAS?

Como hemos mencionado anteriormente, un buen calentamiento antes de empezar a realizar deporte y llevar una buena dieta son los principales factores a tener en cuenta si queremos prevenir lesiones.

El calentamiento consiste en una serie de ejercicios y movimientos que nos ayudan a preparar nuestro sistema, así como activar los músculos y la coordinación. También nos ayuda a concentrarnos en la actividad que realizaremos posteriormente.

En el calentamiento es muy importante calentar todos los músculos, pero si la actividad que realizaremos implica una parte especifica de nuestro cuerpo deberemos también realizar un calentamiento especifico en los músculos que estén implicados.

En cuanto a la nutrición, cuidar nuestra alimentación también es muy importante ya que esta nos facilita la llegada de nutrientes a nuestro sistema, lo que favorece la regeneración muscular.